USO DE LINTERNA EN ARCOS TRADICIONALES. ALGUNAS SOLUCIONES.

La gran mayoría de los cazadores que utilizan linternas en sus recurvados, especialmente en el caso de esperas al jabalí en las que la luz es requerida legalmente, suelen añadir algún apaño personal a las soluciones comerciales. Casi nadie, de entre los que cazan realmente de forma habitual, asume las soluciones comerciales sin adaptarlas a su estilo personal.

Algunos arcos tradicionales incorporan en el frente un tornillo donde montar roscada la linterna. Esta no es una solución habitual en arcos digamos, de “alta gama”. Quien más quien menos busca con el resto de tornillos disponibles en el arco, o la propia anatomía del arco, montar los apliques necesarios para solventar esta necesidad.

No comentaremos aquí, si es mejor un filtro de luz u otro, una potencia u otra. Por otro lado, tendremos que convenir que, en la caza al aguardo común con un tradicional las distancias reales de tiro raramente se colocan más allá de los 16 metros. En este sentido, algunos cazadores solemos montar linternas muy ligeras que permitan maniobrar con el arco en el puesto, evitando ruidos por golpes, o tropezando con ramas, las piernas cuando sujetamos, etc.
Muchos utilizamos incluso el bloque soporte de la linterna para descansar el peso del arco, manteniéndole sujeto entre las piernas, y evitando que el arco se escurra mientras descansamos las manos.

Vamos a mostrar sobre esta base tres soluciones, sobre tres arcos de caza reales. Tres equipos reales de tres cazadores reales diferentes que con estas configuraciones, salen al monte buscando lances también reales de caza.

La primera solución, se encuentra utilizando el tornillo inferior del carcaj, sobre el que se instala una plaza de carbono, que queda fija y encajada. Esta placa acomoda una cola de milano de carril y a la altura adecuada, que deja prefijado el Angulo y posición exactos. La linterna se quita y pone sobre la cola de milano de forma rápida, no siendo necesario retirar la plaza cuando no se está de caza. “ Es la solución 1”.La luz se activa con el pulsador colocado en la empuñadura. Esta combinación se utiliza gracias a que el cazador utiliza un carcaj de bandolera, fuera del arco. No lleva montado carcaj.
Acción de pulsado.
La “Solución 2”, se utiliza simultaneando el llevar montado un carcaj en los tornillos del arco de forma habitual. La Linterna, potente pero de escaso peso, reposa en una base de goma que tiene la forma del arco y queda sujeta con unos aros elásticos. El pulsador está aquí también colocado delante en la empuñadura. Es una solución que he venido utilizando – y funciona – desde hace muchos años, especialmente cuando utilizo el long bow – que es para mí lo más habitual -.
Utilizacion con carcaj
La “ Solución 3 “ utiliza también el tornillo inferior para carcaj que tiene el cuerpo del arco, para fijar en él un tubo sobre el que encaja interiormente un cilindro al que se acopla algo más adelantada la linterna. Aquí el pulsador permanece en la propia linterna que se gira con el dedo menique de la mano al abrir el arco de forma previa. Es muy efectivo y no modifica la disposición anatómica del disparo con la mano. La modificación sobre la linterna es realmente sencilla y muy eficaz. Este arco mantiene el carcaj montado, pero encajado en el tornillo superior del arco con una pinza de las habituales en arcos de poleas.

Alejandro Martín “TioJander”

www.arcodos.com

Economista, Licenciado CUNEF

Consultor financiero

Facebook – TioJander