CUT-CENTER, AJUSTE Y FLECHA

CUT-CENTER, AJUSTE Y FLECHA

En los arcos de tiro olímpico,  la ventana esta cortada  más allá del Cut-Center y la razón entre otras puede ser:

Poder utilizar a criterio del tirador tubos muy gruesos y/o muy delgados, permitiendo la correcta localización en la ventana en el proceso de ajuste. Una vez elegida la fecha, este tipo de ventanas permite muchas más maniobras de ajuste posible.

Otra razón, sin duda, si tenemos botón de presión, es poder colocar este  de tal forma que la flecha este más fuera o más dentro de centro geométrico de las palas.

En la suelta con dedos, la paradoja del arquero, se combina con la posición del corte en la ventana, y ambos elementos sobreactúan simultáneamente.  La suelta con dedos produce parte de la paradoja al girar la cuerda sobre ellos, y otro efecto que ayuda es el movimiento lateral de la propia mano del arco.

Las modernas tendencias de ajuste precisamente tienden a buscar arcos con ventas con Cut-center o pasado el cut center. La razón es permitir el uso de flechas más rígidas de lo que marcan las tablas. El uso de estos tubos más rígidos permite mucha mas tolerancia a los errores de suelta y de desajuste del material. La mayor estabilidad – por la propia rigidez – hace que indirectamente un tubo más rígido y/o pesado, tienda a estabilizar el crecimiento en las puntuaciones de un arquero de alto nivel con un arco tradicional en la mano.

 

Los tubos de spin muy alto, es decir los muy blandos, tienen los inconvenientes contrarios a las ventajas antes indicadas. Pero aun siendo esta la tendencia técnica de tiradores de élite, es decir arcos de alta gama con Cut-center o cut center +, que permiten usar tubos rígidos, el uso habitual es  justo el  contrario.

Los tubos blandos y de escaso peso, generan una paradoja de arquero exagerada. Una inicial inconsistencia en el vuelo, por el propio efecto de la paradoja. Normalmente un exceso de ruido en la suelta como consecuencia de golpeos en la ventana, pero sobre todo por la vibración  no disipada del arco y que se queda normalmente en el arco o en el mismo arquero.

La tendencia actual de un numero digamos indeterminado, pero enormemente elevado de los que nos decimos tiradores instintivos, es precisamente contar con flechas muy blandas y muy ligeras. Solo hay que ver a un tirador soltar flechas para contrastar que el tiro instintivo consiste en abrir el arco, buscar la punta de la flechas, modificar la posición de la mano de arco y, una vez colocada la punta en el blanco, soltar. Digamos que esto es lo normal.

Los clásicos se referían al tiro instintivo, como el no meditado. Con el que no se apunta. El disparo natural, que podría hacerse hasta con los ojos cerrados. Este tipo de disparo con recurvado – más difícil de entender y hacer con un poleas, pero posible – es un disparo cinegético, de tiro de caza a corta distancia.  La rapidez y el blanco se valoran más en porcentaje de éxito que en  tocar o no una u otra raya. Decimas de segundo en un proceso de visualización, apertura y suelta. NO HAY CORRECCIÓN EN LA POSICIÓN Y ALTURA DE LA MANO DE ARCO.  Pues de haberla, estaríamos, de una forma u otra, apuntando.

Por esta razón los tubos de bajísimo spin y escaso peso son ideales para poder utilizar apuntando con la punta de la flecha. Pero tras un avance en los logros de puntuaciones  a muy corto plazo – lo que magnetiza a los tiradores – el crecimiento en puntos se estanca, sencillamente porque la flecha no es capaz de asumir el rendimiento del arco.

Digámoslo de otra forma. Un arquero compra un arco de 1,500,00 € esperando más rendimiento en puntos. Supongamos que es muy rápido y con un tubo ligero y blando, la posibilidad de apuntar con la punta de la flecha a : 18, 20 o 30 metros, permite al arquero una destreza que antes no tenía.  La consecuencia es el crecimiento en los logros de forma inmediata. Pero al poco tiempo se toca techo y ya no hay crecimiento ni mejora.

Casualmente, en ligas de alto nivel competitivo, es frecuente este tipo de ajustes raros con flechas de juguete. Pero el salto a la elite en competición del más alto nivel no solo requiere disparar apuntando con la flechas ( todos lo hacen ya ), sino que el ajuste arco flecha sea PERFECTO.

Por esta razón hay frecuentes casos de tiradores que un arco de fabricación casera, o de los llamados de iniciación, consigue colocarse en los pódiums, sorprendiendo a propios y extraños. Lo cual nos indica que el “ Indio “ y el ajuste es lo que realmente puntúa.

Un arco de medio nivel, con unas buenas flechas y MUCHO entrenamiento pueden dar grandes rendimientos.

Un arco de altísimo nivel con pobre ajuste de flechas y MUCHO entrenamiento suele dar rendimientos medios. ( Digo….. SUELE ).

El tránsito a este mismo concepto en caza, es parecido, pero no idéntico. La inclusión de punta de caza en vuelo exige minimizar la paradoja y conseguir una rápida estabilización en el vuelo de la flecha. Hay dos razones. La primera es que, si hay aleteos en el vuelo de la flecha, la punta de caza desviará la trayectoria. La segunda es que la penetración que buscamos es siempre función de la energía con la que llega la flecha y del ángulo de impacto. Y créanme que este último elemento, el ángulo, es de suma importancia en lo que a penetración se refiere.

 

¡ Menudo ladrillo me ha salido ¡.

Alejandro Martín “TioJander”

ARCODOS . 605043523

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco. IBEP ; RFEC;