ARCOS TRADICIONALES AMERICANOS VS EUROPEOS

ARCOS TRADICIONALES AMERICANOS VS EUROPEOS

Chicago   24 enero 2019 

De entre 58 a 66 pulgadas de largo, y en potencias y diseños similares, podría pensarse que el mercado americano del arco tradicional es solo una parte – la más potente es cierto – de lo que es el resto del mercado mundial.

No podemos quitarle al Cesar lo que del Cesar es. El mundo de la arquería moderna, se ha expandido desde EEUU a partir de la  primera mitad del pasado siglo, al resto del mundo.  Pero los productos de ajustan y se ven alterados en sus configuraciones y diseños, cuando el paso del tiempo hace que se adapten a los diferentes mercados. Siempre el Mercado. El tamaño del mercado americano es incomparablemente mayor al europeo. Y dentro de Europa, Alemania, Francia y Austria, son sin duda las referencias numéricas y de volumen a considerar.  Si tenemos en cuenta que en EEUU la gran mayoría de arqueros cazan con arco, y no resulta así en Europa, donde en los principales “mercados” no esta autorizada la caza con arco, podremos tomar este hecho y referencia, como base de diferenciación.

Mismos arcos y fabricantes, durante la segunda mitad del pasado siglo, servían de suministradores a ambos lados del charco. Pero como podríamos haber advertido en un sector como el de los coches, los usos afectan finalmente a los diseños y finalmente a las formas.

El pasado siglo, era evidente que en Europa gustábamos de arcos de caza de potencia muy altas en comparación con los cazadores arqueros americanos. En los EEUU es normal que se cace con arcos tradicionales y potencias de poco más de 50 libras, y a veces incluso con menos. En Europa, siempre hemos utilizado potencias más cercanas a los 60 libras o incluso bastante más. Nuestras piezas de caza, ni resultaban ser más duras ni más pesadas   que las americanas, pero era una cuestión de gustos. Además, los escritores de este lado del charco, y especialmente los que hemos escrito en España, no dábamos crédito a un arco de caza de menos de 60 o 65 libras. Tal vez siempre hemos sido “influidos “en nuestros escritos, de otros que nos sirvieron de base y que, siendo americanos, fueron escritos algunas décadas antes. Tal vez muchas décadas atrás.

Pero mi intención en estas notas es solo poner énfasis en los rasgos que empiezo a detectar en los gustos que ya se manifiestan en los dos mercados: Europa y EEUU.   Visitas una feria de arquería tradicional en Europa y salta a la vista que los arcos cubren una función marcadamente deportiva y mucho menos cinegética. Y ocurre al contrario cuando paseas por los stands de una feria americana, como me ocurre en estos días aquí en Michigan.  Mismos fabricantes – al menos en pasadas décadas, ya no –, pero ya cambian incluso los perfiles, diseños y conceptos allí y aquí.

Las marcas americanas no son ajenas a todo esto, pese a su egocentrismo en este tipo de cosas para las que se ven – y tal vez lo son – el centro del Universo. Son conscientes ya, de que los gustos aquí son otros. Las necesidades también son otras. Y finalmente, las grandes marcas americanas del tradicional apenas centran un 10 o 15 por ciento de sus ventas aquí.  Si unimos esto a que hay cientos de artesanos ya en Europa haciendo arcos – casi tantos artesanos como garajes -, el resultado es que en pocos años los arcos que se usen aquí serán tan diferentes de los de allí, como lo son los 4×4 de uno y otro lado del océano.

Los sindicatos o agrupaciones de fabricantes americanos por un lado y por el otro los grupos de fabricantes asociados en Europa, hablan cada año de esta tendencia. De ser solo una anécdota, ha pasado a ser un elemento muy serio de análisis cada año. Uno de los puntos del día capitales.

El estar a mitad de camino entre unos y otros, o lo que es más importante, trabajar con ambos, me ha permitido meter la nariz en los dos grupos de opinión. Y los que es peor, me ha permitido hasta opinar. ¡Estos romanos están locos ¡.

Lo importante seguramente no sea ver que había diferencias entre un viejo Willy y uno de los primeros y coetáneos   Land Rover iniciales. Lo realmente valioso habría sido poder adivinar como del Willy se ha pasado a los actuales Truck americanos, y de los viejos Land Rover a los modernos Mercedes 4×4 ( por poner solo un ejemplo ).  Pero mis dotes adivinatorias, dejan mucho que desear, y de ser buenas – que seguramente lo sean o no – tal vez sea más prudente guardarlas para uso propio.  ¿No creen Vds. ?.

Alejandro Martín  “ TioJander”

Kalamazoo , MI

26 de Enero de 2019

 

Los comentarios están cerrados.