PUNTAS Y MAS PUNTAS…TIPOS DE PUNTAS DE CAZA.-(2)

Veamos ahora qué es lo que buscamos en una punta de caza con arco, y para qué lo buscamos.

Describimos anteriormente los dos grandes tipos de puntas de caza con arco: Puntas fijas y expandibles.

Pero, cuando nos ponemos a buscar de entre la enorme oferta del mercado, la punta que queremos, la que necesitamos, ¿ en que elementos nos debemos fijar y porque ?.

Puntas con restricción legal .-

En algunos países europeos y en determinadas regiones, la normativa no autoriza el uso de puntas de caza con arco , mecánicas o expandibles. En algunos países y zonas, dejan fuera de autorización utilizar puntas en forma de arpón.  Los casos más generalizados son los de la prohibición de utilizar puntas con veneno, y las puntas explosivas. 

Las puntas en forma de arpón, se pensó en la segunda mitad del pasado siglo que, de sobrevivir el animal tras un mal disparo, la salida de la flecha del cuerpo resultaba imposible. Se presuponía que la punta, al no poder salir del cuerpo generaría un sufrimiento innecesario y dificultades de cicatrización en las heridas. Las puntas expandibles, en muchos casos o casi en todos, están diseñadas para abrirse al entrar en el cuerpo del animal. Pero en casi ningún caso se prevé que puedan cerrarse al extraerlas. Este hecho las transforma casi en un arpón que impide su salida natural si el animal no muere por la herida. Y esta suele ser la causa de que no se autorice sus usos en algunas zonas.

 

Conviene considerar este tipo de normativa, a la hora de seleccionar el material a usar. No siempre atiende a una razón técnica, pero la política en muchos casos determina este tipo de cosas. Los cazadores en este tipo de restricciones, tragamos carros y carretas, las más de las veces con nulo fundamente técnico. Amen pues.

Peso de la punta.-

El peso de la punta suele coincidir con el de las puntas de entrenamiento que usamos, con el fin de que se altere lo menos posible la trayectoria de vuelo de la flecha.   Hay puntas de caza con arco desde 80 grains y hasta digamos 300 grains.

Más peso suele buscar un mayor nivel de penetración, especialmente en la caza de grandes animales. Los estudios clásicos indican que una flecha con mucho peso en la punta facilita la penetración. Pero realmente la penetración, no viene determinada por la parte de la flecha en la que se concentre el peso, sino en que el impacto se realice lo más perpendicular posible con ese peso. Es decir que la flecha impacte recta.  Lo que ocurre es que una punta muy pesada, adelanta el centro de gravedad de la flecha y tiende a volar más recto, lo cual nos facilita un impacto con un ángulo más recto.

La falta de ajuste o las vicisitudes de la caza y el disparo no siempre facilitan un tiro limpio y un vuelo perfecto. Por esto una flecha con peso adelantado puede corregir y enderezar el vuelo.

Por otro lado, la tendencia actual suele ser ajustar el peso de la flecha en el interior de los tubos de las flechas y no tanto en la propia punta.   Una punta muy pesada suele ser muy grande, y esto precisamente en caza de grandes animales no siempre es una ventaja. Si buscamos gran penetración en un animal de piel dura y huesos muy fuertes, una punta de caza muy grande es un inconveniente, por la resistencia a la penetración que recibe al entrar.  Por esta razón suele ser más práctico utilizar una punta solida de digamos un peso medio 125 – 150 grains y montarla en una flecha en la que los insertos interiores aporten el resto de peso necesario en la flecha: 100, 120 grains.  Muchos de los  “definidores de flechas “, preferimos incluso cargar parte del peso la parte trasera de la flecha, en busca de un mejor equilibrio aerodinámico. Cada maestrillo,,,, ya se sabe.

 

Material de construcción de las puntas.-

Podríamos pensar que el mejor material siempre es el más resistente, y el que todos los cazadores arqueros preferimos. Pues pensamos bien, aunque no siempre esta elección es la que se hace.

Las puntas de fabricación en bloque suelen realizarse en una pieza, ya sea en fundición o procesando piezas de acero de herramienta. La dureza de un tipo u otro acero empleado, afectan a su resistencia a los impactos, a las torsiones y a la rotura. Pero también afectan a la facilidad de afilado posterior.

El acero más blando permite un fácil re-afilado posterior, y alarga la vida de muchas de nuestras puntas. Pero en algunos casos puede comprometer la resistencia en penetración en grandes huesos e incluso pueden doblarse ligeramente.

El acero más duro, siempre es más complejo de re-afilar. Pero en mi experiencia personal, he podido utilizar una misma punta en tres o cuatro animales, sin precisar recuperar el filo. Tres o cuatro usos letales son, a mi juicio, tiempo de trabajo satisfactorio para una de estas puntas, digamos de alta gama. Es cierto que suelen ser puntas muy caras, pero utilizarlas en varias ocasiones en muchos casos las termina haciendo baratas, especialmente dada su calidad. En este caso el dicho de que  “ lo caro es barato “, creo que es oportuno. Por último, decir que el filo extremo de estas puntas de acero muy duro, es muy vivo, y en ocasiones es frecuente que al interesar huesos salten alguna esquirla muy pequeña del borde del filo. Este hecho no afecta a la capacidad letal y de penetración de la flecha, y no suele requerir tampoco su  re-afilado.

La otra parte fundamental de la punta suelen ser los ejes o pernos, en las puntas no fabricadas en una pieza. Pueden ser ejes de hierro, acero o habitualmente en aluminio de aviación. La ventaja de estos materiales es siempre economizar el coste, pero el inconveniente es que suelen ser materiales maleables. No  hay nada peor que una punta que no tenga el eje completamente recto.  Por esta razón los pernos o ejes de acero suelen ser los más recomendables. Hay que tener en cuenta que algunos fabricantes de muy alta gama ( coincide que suelen hacer puntas muy caras ), emplean un aluminio especial, de idéntica resistencia al acero y que en situaciones de máxima presión rompen antes de generar ninguna torsión.

Diámetro y superficie de corte.-  

Este dato es fundamental para determinar la capacidad de generar un canal de hemorragia que consideremos mínimo o necesario.  Cuando penetramos una superficie moldeable con una punta, podríamos insertar una circunferencia en los extremos del corte de la punta. A mayor diámetro, mayor capacidad hemorrágica y de sangrado, y más rapidez en generar un proceso de muerte lo más “ humano” e incruento  posible.  Por otro lado, el numero de hojas que se monten en las puntas, pueden generar idéntico sangrado siendo menor este diámetro. Es decir, una punta de cuatro hojas más pequeñas puede generar idéntica superficie de corte que otra de dos hojas de mayor tamaño. Por esta razón el diámetro de corte muy alto no siempre es bueno para una gran penetración en el animal.

En este punto recurrimos a determinar la superficie de corte. Viene determinada tras medir la longitud de los filos de todas las puntas. Podemos tener mayor superficie si utilizamos muchas hojas en la punta ( y en consecuencia mayor sangrado ), pero a costa de frenar la penetración en los tejidos ( ofrecen más resistencia ).

En consecuencia, tanto el número de hojas como el tamaño de estas, debe venir determinado por el tipo de pieza que queremos abatir, y naturalmente por la potencia que usamos. Un animal de gran porte tendrá. una mayor resistencia s la penetración. En consecuencia requeriremos una punta de un diámetro de corte limitado, una punta muy sólida, y de no mucha superficie de corte ( o que la punta sea muy alargada ). El objetivo es conseguir superar la resistencia a la penetración y buscar sus órganos vitales.

Una pieza de caza de tipo medio puede abatirse con una punta de un diámetro de corte mayor, y con el uso de un mayor número de hojas. Aquí la resistencia a la penetración no es el problema, y nos concentraremos en la generación de un amplio canal de herida.

Calidad de vuelo.-

Si fuera preciso escoger una característica principal, sin duda esta sería mi elección. No es casual que las puntas que no distorsionan el vuelo de una flecha suelen ser las de mayor calidad y precio. El estudio y diseño aerodinámico de estas puntas, no es siempre barato. Es muy fácil troquelar una hoja de acero y ajustarla a un perno con dos tornillos. Pero modificar el diseño en base a un estudio en un túnel de vuelo, neutralizar las turbulencias y los ruidos, esto no es fácil y mucho menos es barato.

Alejandro Martín “TioJander”

ARCODOS . 605043523

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

#arcodos

#puntasdecaza

PUNTAS Y MAS PUNTAS…TIPOS DE PUNTAS DE CAZA.- (1)

CORZOS: MARCAS EN EL SUELO.-

Empiezan a alargarse los días. Aumentan las horas de luz, y pocos jornadas antes de asomar la primavera, descubrimos nuevas marcas a los pies de los árboles.

Solo unos días antes, podíamos ver grupos de machos y hembras desplazarse entre los bosquecillos. Asomándose a los praderones y compartiendo los primeros brotes de los arbustos y zarzales.  Pero parece sonar el calendario de la primavera, y ya resulta más difícil verles juntos a machos y hembras. Su periodo gregario de invierno torna a una vida más en solitario.

Con la cuerna ya completada, pero cubierta aun de su borra, los corzos no frecuentan rascaderos. Aun no parece el mejor momento.  Pero casi a cada paso, la base de los arboles queda limpia de hojas y hierbas, fruto del rascado impetuoso de las pezuñas de los corzos.

Ver el campo cubierto de hojas secas, blanqueadas por los hielos y el agua. Y de repente pequeños clareados en los que solo se ve la tierra oscura al pie de los árboles. Algo ha cambiado, o algo está por cambiar.

Búsqueda de nuevos pastos, pero principalmente búsqueda de recuperar el territorio de verano. Territorio diferente, más amplio, más estratégico, con un marcado interés reproductivo.  El marcado del nuevo territorio por los corzos, se hace a base de sustancias químicas. Sustancias olorosas que son un nuevo lenguaje que posicionará a cada macho en su territorio.

Las glándulas odoríferas que portan los corzos en su cuerpo son los pinceles con los que trazan los mensajes destinados  a sus congéneres y adversarios.

Estas glándulas están localizadas en la zona de la frente, en las pezuñas traseras y delanteras, así como en la cara, muy próximas a los ojos.

Mas visibles son los roscaderos de sus cuernas, en donde pelan literalmente  pequeñas ramas y arbolillos. Literalmente, repito,  descorrean las ramas, las pelan y muchas veces terminan secándose.

Las rozaduras en el suelo se realizan con las patas. Las pezuñas  son muy afiladas y dejan unos surcos marcados, muy visibles. Limpias de hojarasca pequeñas superficies de algo más de medio metro cuadrado, en la base de árboles. Carteles publicitarios muy visibles para otros corzos y también para nosotros.

Los machos dominantes, cada año suelen repetir el marcaje de su mismo territorio. De mayor o menor tamaño en función del tipo de terreno, el territorio se repite año tras años. Si el macho dominante muere, otro intentará ocupar ese lugar, su rango y su espacio vital y reproductivo.

El marcado, en suelo o en arbolado, permite avisar al resto de machos de que él es el líder en esa zona. Los jóvenes machos que se encuentren con poder y fuerza, seguramente crucen las líneas marcadas y terminarán por enfrentarse. Un territorio, un corzo.

Las hembras pueden tener a su vez su propia zona o territorio. Normalmente coincidiera en parte con el de algún corzo o de varios. Solapan zonas con los territorios de otros corzos machos, se entremezclan.

A diferencia de los ciervos que buscan mantener un aren, los corzos  hacen intransitable para otros machos una zona específica. Su territorio.

Las marcas en el suelo. Otro lenguaje más a interpretar.

Alejandro Martín “TioJander”

ARCODOS . 605043523

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco. IBEP ; RFEC;

KALAMAZOO : Traditional Bowhunters Expo 2019 ( 2/2)

Klamazoo, 27 de Enero de 2019.

Aproveché la hora de la comida para empezar la visita por el principio. Frente al stand de Predator estaba el de Great Northern. Organizadores del evento, su stand recibía al visitante y aproveche para saludar y comprar algunas cosas de esas que no es fácil tener como repuesto. Tras un tiempo en que las diferencias generacionales hicieron dividir el negocio de carcaj y arcos. Pero ya en manos del hijo Mayor Bob Brumm, la mesura y la sensatez, parece que ha vuelto a esta histórica casa. Un solo negocio, una familia y mucho mejor situación. Fue un placer saludarle y charlar sobre su material además de comprar alguna cosa.

Di un ´mínimo salto y me planté en la exposición de Great Plains.  Me encontré con la edición casi con la tinta fresca del nuevo catalogo de la marca. Sencillo, pero actualizado. La imagen de los arcos de siempre con alguna mínima variante. Shane no es dado a agrandes cambios, y como el dice, las mejoras sutiles en calidad no precisan cambios de imagen. Pero lo que si que es cierto es que si Great Plains podía presumir de una de las mejores empuñaduras de mercado, ahora las nuevas palas le dan ese toque de excelencia que hacen redondo a un arco de alta gama, que siéndolo, mejora. Shane, dueño de Great Plains, se formó técnicamente en la cuna de Predator con Mike y Ron. Y el resultado se aprecia rápido. Seguramente podamos colaborar más desde aquí, incluir materiales de cuero español, les resulta muy apetecible, y a nosotros nos honra poder aportar ideas. Aquí en Europa Great Plains se distribuye por www.arcodos.com.

Frente al stand de mis socios Great Plains, el siempre imprescindible de Fred Asbell y su esposa. Un gran stand central en el que destaca el protagonismo de este hombre altísimo, que irradia magnetismo a quienes se le acercan. Es una estrella viva, muy mayor ya, pero exudando experiencia y saber.  Y Caí en la tentación, como no de probarme una de sus famosas chaquetas a cuadros de lana. No llegué a sentir la sutil melodía country y el rascar de un banjo, pero casi.

Por supuesto visité un stand principal de Black Widow, que denota su posición  capital en el mercado. Ya no son lo que fueron, pero quien tubo retuvo y siguen marcando el paso en este mercado.  A su lado el mayúsculo también estad de Bear. Tras una foto a tamaño real del Sr. Bear, un amplio muestrario actual de la marca. Sigue siendo esta marca, la más popular y seguramente la que más arcos vende aun en los EEUU.

Muchos otros grandes fabricantes y otros más modestos. “ Le Claire “ in person, presidia su stand recostado en un sillón en el que siempre que pasé, descansaba su cabeza dormido. La gente bajábamos el tono de voz, por respeto y sin duda para no despertarle, mientras preguntábamos al resto de su staff sobre el material.

Aproveche para charlar largo y tendido con “Morrison”. Nuevo dueño y arcos radicalmente diferentes a los que en su da conocimos, pero realmente impresionantes.  Arcos Navajo, Stalker, Java,etc. Me acerqué al rincón de la revista Traditional Bowhunter y hojeé el ultimo de los números en papel. Nada como el papel de siempre y de una de las revistas de la que tengo en mi estantería decenas de números… o más. Y uno de los editores aprovechó para presentarme la revista y naturalmente para venderme la suscripción. “ Soy suscriptor ya “, le dije y muy antiguo, y aprovechamos para conversar un buen rato. Imagino su sorpresa.

Otro de los grandes stands, el de 3Rivers, presidia el fondo de la sala. Johnathan Karch  Vicepresidente   y Dean VanderHorst , Jefe de producción atendían personalmente la feria. Una puesta en escena potente para una de las grandes firmas en distribución. A la tarde coincidiría en una cena con ellos dos, junto con la familia de Ron Pitsley. Una cena en honor de Ron, de quien eran también muy amigos.  La cena inesperada con esta nueva compañía deparó un muy interesante acercamiento. Muy curiosos de conocer lo que pasa por aquí en Europa. Una puerta que se abrió inesperadamente para mí. Quien alguien quiere en este mundillo, pasa por las manos de esta empresa. Con Johnathan y especialmente con Dean, muy ligado a la familia Pittsley/ Hoadley, pude charlar durante la cena y en los aperitivos, más  que de arcos de negocios. Más que interesante cena.

Sobre el componente sentimental de la visita, con la familia Pittsley, especialmente Cathy y su hijo, me reservo los muchos sentimientos que afloraron. Pero guardo un íntimo recuerdo y el agradecimiento de sentirme plenamente miembro de la familia.

Poco tiempo en el “ Show ”, como dicen ellos. Pude probar algunos arcos, y abrir muchos más. Tocar, ver, acariciar, sentir las sensaciones. Un arco tradicional sin alma……. No transmite.  Todo rápido, todo un poco frenético, pero intenso y productivo.

La vuelta de Kalamazoo a Michigan, fue casi tan azarosa como la llegada. Quitanieves delante del avión abriendo pista, y la amenaza de un frente polar que amenazaba con tormenta polar de nieve y temperaturas que llegarían a los -30 o -40 grados.  Despegué y todo tornó a la normalidad.

 Ver parte 1ª del reportaje

Alejandro Martín “TioJander”

ARCODOS . 605043523

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco. IBEP ; RFEC;

KALAMAZOO : Traditional Bowhunters Expo 2019 ( 1/2)

 

Klamazoo, 26 de Enero de 2019.

La sensación fue un poco brusca y sorprendente. Y finalmente no tomamos tierra. El avión viró rápidamente y volvimos a Michigan. Casi habíamos entrado en pista en el aeropuerto de Kalamazoo. Era uno de esos aviones pequeños de tres asientos por fila y que requiere avanzar agachados al entrar y salir.  El despegue fue ya premonitorio. un buen rato en pista, mientras nos rociaban con vapor caliente para descongelar el fuselaje y las alas. Por último, otra grúa desparramaba litros de anticongelante naranja, que veíamos caer en el exterior de las ventanillas. Una noche en el Hilton del aeropuerto y mi segundo vuelo cancelado por avería.  Y tras estas bagatelas, llegué con día y pico de retaso al motel. Me dejé caer en la cama y dije “mañana será otro día “.

La tundra de Michigan, como mi amigo Mike llama a Kalamazoo – ahora sé por qué – estaba todo completamente nevado. Pero coches y camiones funcionan como si fuese lo más normal del mundo. Ocho, diez o quince bajo cero, pero todo el mundo funcionando. Llegué el recinto ferial el Sábado, en donde se celebraba el  “ Traditional Bowhunters Expo “ desde el día anterior.

Tres grandes naves albergan esta feria sectorial anual, dedicada a los arcos tradicionales y accesorios relacionados: Cuero, Libros, históricos, segunda mano, etc. Un enorme sabor “ country”, destilaba nada más entrar.

Mi objetico en la feria era poder encontrarme con mi colaborador y amigo Mike Hoadley. Tras el desgraciado fallecimiento del su socio Ron Pittsley, co-fundador de Predator, quería poder abrazarle y hacerle participe de mi presencia. La viuda de Ron, Cathy, y su hijo  estaban también, también y todo resultaría muy emocionante y entrañable.

Por otro lado me encontraría con Shane y Carissa ,, de Great Plains. A ellos les había visitado en Kansas, pocos meses antes. Pero era una gran oportunidad de seguir avanzando en mi nueva relación como su Distribuidor aquí en tierras europeas.

El recibimiento de toda la familia Predator fue realmente increíble. Mucho más cariñosa de lo que esperaba. Y muy emocionante por cuanto todo giraba alrededor de la reciente ausencia de Ron. Pero afortunadamente, la familia y Mike han sabido tomar el control y el liderazgo de forma firme y decidida. Son una verdadera familia, remando juntos. Eso era lo que me habría gustado encontrar y afortunadamente eso es lo que encontré.

Aproveché mi escasa jornada del sábado para recorrer casi a velocidad de crucero toda la feria. Empecé por una gran sala, en la que habían habilitado un indor con dianas 3D. Una nutrida línea de tiradores, que aprovechaban para probar los arcos – nuevos o usados – que se exhibían en los stands .

  

Cruce la sala principal para saludar y hacerme presente a mis socios de Great Plains, y me dirijo a la gran sala de los clásicos.  Un inmenso expositor de arcos de segunda mano, donde cientos de arcos esperaban colmar la curiosidad de quienes pudiéramos buscar un modelo especial y tal vez aun a buen precio.  En el centro de la sala se mostraban esos objetos de culto que a todos nos enamoran. Desde poster  de Tembo firmados y arcos originales de Howard Hill, material de “ Chief “, o las reliquias de Fred Bear. Todo ello ahí, a centímetros de mi, en las viejas vitrinas que te sumergían en la historia romántica y aventurera de los pioneros del siglo pasado.

 

 

Los americanos ponen en valor estas cosas de su historia. Nunca fueron Imperio como nosotros los españoles, y cultivan casi religiosamente a sus viejas leyendas, que para ellos ya lo son con apenas cien años. No escondo que sentí una sana envidia.

 

Volví al stand de Predator y me habían  reservado un café, que a esas horas ya apetecía. Una larga, larguísima charla con Mike en esos momentos de menos afluencia de gente. Nuestra relación Predator/Arcodos, entra ya en los dieciséis años. Fui el primer vendedor de Predator, incluso antes de abrir la fábrica.  Tengo la suerte de poder hablar con Mike – como antes lo hacía también con Ron – incluso de asuntos menos gratos, más aburridos o sencillamente de negocios, con la más amplia confianza. Esta charla pausada, y la que al final de día,

Ver parte 2ª del reportaje.

Alejandro Martín “TioJander”

ARCODOS . 605043523

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco. IBEP ; RFEC;

 

EFECTOS DE LA SUELTA Y EL CENTER CUT EN EL SPIN.-

Cuando visitamos las tablas de spin para seleccionar el tubo perfecto para nuestro arco tradicional, hay muchos aspectos que no están especificados y que sin duda afectan a la adecuada valoración.
En mi reciente manual de ajuste, ponemos de manifiesto muchos de estos aspectos, pero solo se trata de un manual básico y muchos elementos no han tenido espacio para ser reflejados o considerados. Pongamos de manifiesto dos nuevos elementos : Cut Center del arco y la calidad de nuestra suelta.
Podríamos cuestionar si ¿nuestra suavidad de suelta afecta en la adecuada selección del spin de nuestra flecha ?.

Cuanto más suave y limpia sea la suelta que realizamos en un arco tradicional, más rígido podrá ser tubo que podremos seleccionar. Una mala suelta genera una salida de la flecha de la ventana del arco más exagerada, generando una paradoja de arquero más ostensible. Cuanto más rígido es nuestro tubo, más eficiente es su dinámica exterior tras la suelta. Menos flexión, menos pérdida de energía y mayor precisión y rasante en el vuelo.
Pondríamos el caso de una suelta con disparador como máximo nivel de eficacia y suavidad. Si utilizásemos un disparador, nos sería posible trabajar con un spin de flecha más rígido, y por tanto más eficiente. El disparo apenas generaría movimiento lateras en nuestra mano de arco y el efecto “ paradoja del arquero “ se minimizaría. La oscilación en vuelo de la flecha sería mucho menos, y en consecuencia tendría más rasante y mucha mayor precisión.

MEJOR SUELTA = MAYOR EFICIENCIA + MAYOR PRECISION + MAYOR RASANTE CON MÁS SPIN

Pero ¿ que efectos tiene en la selección de spin, tener un Cut Center en la ventana del arco más exigente ?.

Lejos de la estética o la geometría, uno de los elementos que configura la calidad de diseño en un arco es en cuanto está centrada la ventana del reposa.
En un arco de poleas, el centro está situado muy pasado el centro, de tal forma que los reposas que se instalen tengas espacio físico para colocarse en el centro exacto si se utiliza disparador.
En un tradicional un Cut Center “ cero “ implica que el lateral de la venta se encuentra en el centro geométrico del eje del arco y de la cuerda. Lo normal es que este valor sea positivo, aunque también se encuentran arcos con este valor ligeramente negativo.
La influencia a la hora de seleccionar el spin del tubo es la siguiente. Cuanto más cercano a cero o incluso cuando el valor sea negativo, podremos montar tubos de spin más rigido, Este efecto, como indicábamos previamente, favorecerá notablemente el rendimiento del arco. Si el eje longitudinal de la flecha apenas tiene desviación con el eje de progresión del impulso de la cuerda, tendremos menores perdidas de energía y eficiencia en el vuelo de la flecha.
Pérdidas de impulso en la flecha, concentración de energía, menores torsiones en la salida de la flecha, etc. Todos estos elementos permitirán utilizar tubos más rígidos, más eficiente.

Los nuevos materiales y tecnología constructiva en tubos de carbono, permiten tener flechas de menor diámetro manteniendo idéntico peso y spin. Consecuentemente tubos más finos, de igual spin, permiten acercar el centro del eje longitudinal de la flecha al del arco aumentando la eficiencia. Es exactamente el mismo efecto que el referido en el Cut-Center.
El ángulo que forma la flecha con el eje longitudinal, podríamos determinarlo con la medida de su “ seno “. Este elemento trigonométrico, altera el valor de la energía con la que se propulsa la flecha. A mayor ángulo, menor transmisión energética, menor eficiencia, menor precisión..

MEJOR CUT CENTER  = MAYOR EFICIENCIA + MAYOR PRECISION + MAYOR RASANTE CON MAS SPIN

La física interior y exterior desarrollada en el proceso de suelta, nos indica que tendríamos que utilizar la flecha más rígida posible, que nos permitiera un buen vuelo de flecha y que no impactase en la ventana del arco.

Los arcos tradicionales de los años cincuenta o, aun mejor los clásicos longbows ingleses sin ventana, mantenían un desplazamiento exagerado del punto de reposa. En consecuencia la flecha debía ser muy flexible para evitar golpear la ventana. La flecha requería flexionar sobre sus nudos en un alto número de oscilaciones hasta estabilizarse. Este alto número de oscilaciones hace peligrar rendimiento, precisión y estabilidad. Los modernos arcos, tienen muy desplazada la ventana y en consecuencia casi eliminan este efecto. Moderna tecnología y arcos tradicionales.

Alejandro Martín “TioJander”

ARCODOS . 605043523

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco.

Guante BIG SHOT de American Leather

Tal vez sea cierto que es el guante de tiro con arco más caro del mundo. Pero encaja perfectamente en la filosofía de tipo de producto y calidad que buscamos tener en ARCODOS.

En nuestro catalogo desde hace ya casi diez años. Realizados en Hansen, Idaho USA por el matrimonio John y Lori Turner. Una empresa familiar, que mantiene un mismo nivel de calidad y servicio desde hace décadas. 

El modelo Big Shot, es nuestro preferido. Es un semi-guante, que mantiene cubierta la parte exterior de la muñeca. Alarga tres tiras en doble construcción de cuero harta los dediles.

La sujeción a la muñeca se realiza en la parte posterior mediante Velcro.

Como todos los guantes de la marca, monta contrapeado cueros de 1,6 milímetros aproximadamente en el interior y sobre cuero mas fino en el exterior.

En la palma exterior de la muñeca contiene entre los dos cueros, un elástico de neopreno, que permite que el guante se ajuste a la mano cuando esta se flexiona al agarrar la cuerda. El soporte estructural de cuero, evita la deformación elástica del neopreno, lo que asegura su durabilidad funcional.

Los dediles son anchos. Una característica de la marca. Las costuras se mantienen en la parte lateral superior de los dedos, fuera del alcance y rozamiento con la cuerda o los culatines.

Además de grosos del cuero de este guante, al tratarse de cuero muy suave, las yemas de los dedos se han reforzado doblemente.

El modelo Big Shot incluye Nylon en la parte sensible de los dedos de 1,5 cm de ancho. Este material es casi indestructible y, a nuestro juicio, la principal característica la suavidad que este material aporta a la suelta. La cuerda literalmente resbala de los dedos. Con este guante ganamos notablemente en velocidad y por su diseño el agarre es sólido y firme. Entre los dediles de cuero y el Naylon, el fabricante introduce una tira de refuerzo, que evita la deformación del dedil y nos asegura se adapte a nuestro dedo cuando flexiona.

Las piezas de cuero, son seleccionadas a mano para que el grano del cuero evite su estiramiento indeseado. El guante es casi eterno.

El guante da poca talla. Está pensado para que se adapte poco a poco a nuestra mano. El fabricante suele recomendar utilizar una grasa de mantenimiento “ Montana Pitch Blend “. Esta grasa mantiene elástico el cuero y va adaptando día a día el guante a nuestra mano. No siempre los usuarios utilizan esta grasa, la propia temperatura y ajuste a la mano hace que se adapten y acoplen fácilmente.

Siempre es recomendable, revisar la recomendación de talla de la marca, dada su especial construcción y diseño.

Disponemos del guante en piel de panza de Ciervo ( Elk ), muy suave y resistente, y también en piel de Búfalo. La piel de Búfalo más suave y elástica, es la reina de las pieles para este tipo de guantes. La estrella de la marca American Leather.

www.arcodos.com

Alejandro Martín “TioJander”

ARCODOS . 605043523

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco.

Y SI HOMER SIMPSON, HICIERA UN AGUARDO CON ARCO

Lo cierto es que este podría ser sin duda, uno de esos títulos que atraen lectores en las entradas de un blog. Pero fue la primera idea que me vino a la cabeza al relacionar estos conceptos. Me refiero naturalmente a los que voy a mencionar. Los que tenemos costumbre de hacer aguardos de caza con arco, colgados en un árbol o pertrechados en un puesto en el suelo, echamos muchas horas en pensar. Y luego, aunque solo en contadas veces, todo trascurre en apenas unos segundos, y siempre de forma sorpresiva. La caza con arco, no engaño a nadie si digo que es una actividad en la que, casi todo el tiempo se piensa, y escasos solo en escasos segundos se actúa.

 Por lo anterior, reflexionaba sobre el funcionamiento del cerebro, y especialmente sobre como pensamos. Dicen los neurocientíficos, que hay dos tipos de pensamiento, o dos formas de pensar. Un modo intuitivo (automático) y otro más reflexivo, digamos más racional.

El primero, el automático, es puramente instintivo, rápido. Suelen ser reacciones que se tienen casi sin pensar en nada. Dicen los expertos que, estas actividades automáticas se asocian a la parte más antigua de nuestro cerebro, la más “reptiliana”. Podríamos asociar a este modo todas estas reflexiones: rápido, inconsciente, sin esfuerzo, instintivo, incontrolado y se atiene o soporta también en la experiencia ( el entreno ).

El segundo nivel, o racional, es naturalmente premeditado, consciente y reflexivo. A esta forma de pensamiento podríamos asociarles conceptos como: consciente, lento, deductivo, se atiene a normas, etc.

Hace poco el gran Nadal – el tenista-, tras un largo periodo de retiro para recuperarse de una lesión, decía al reincorporarse que lo primero era volver a recuperar las reacciones instintivas y las respuestas automáticas, para luego poder recuperar los procesos estratégicos y tácticos. Sin duda, manejar de forma automática, rápida, y casi inconsciente las respuestas de base, permite poder concentrarse posteriormente en procesos más técnicos.

Pues dicho esto, ¿ qué relación tiene esto con la caza con arco ?. Pues mucho, veamos. Digamos que tenemos una larga experiencia en tiro con nuestro arco, pero nula experiencia presencial con piezas cinegéticas reales en proximidad. En situación real de caza, el estrés anula prácticamente cualquier comportamiento no entrenado de forma sistemática. Seguramente mil disparos previos a una diana, no nos garantizaran, que en el momento de la verdad nuestra cabeza sea capaz de decidir cuándo realizar el disparo de caza real. Sistematizar también este proceso de decisión es lo que al final distingue o diferencia a un cazador con arco con tablas, de un arquero sin experiencia real en caza con arco. ¿Cuantas veces hemos visto a arqueros de alto nivel que no son capaces ni de abrir el arco ante la presencia de la pieza?. ¿Cuantas veces hemos visto fallar a grandes arqueros a animales de gran tamaño y a escasos 12 o 14 metros ?.
Precisamente, la decisión de generar el disparo en una situación de gran estrés en caza, es lo que justamente no estaba previamente entrenado. Seguramente las situaciones de alto nivel de estrés en competición podrían entenderse como asimilables o útiles para lances reales, pero no es así en la práctica real de caza.

Tal vez la mejor de las formas de acomodar la mente a la toma de estas decisiones, sea precisamente estar en presencia de estas piezas de caza, estar ante lances reales o poder acompañar a alguien que si tenga el temple necesario. Meditar sobre ello a posteriori, repasar una y mil veces los movimientos de la pieza o reinterpretar las decisiones de nuestro experto compañero, pueden aportarnos la experiencia que complemente a nuestros miles de tiros de entrenamiento en el campo de tiro.

Mi experiencia, también me ha resultado útil visionando secuencias en video de piezas deambulando en los puestos de caza. Las cámaras de campo – trailcams -, además de indicarnos que animales y sus características, nos pueden permitir teatralizar mentalmente sobre el momento optimo del disparo. Intuir lo que puede hacer a cada paso un animal, en trote, tras una parada, al asomarse a un claro, etc., nos servirá para buscar el momento en el que nuestra mente debe decidir sobre el disparo.

Puede ser una herramienta o una manera de mecanizar el tiro de forma automática, y enlazarla con la cadena de movimientos de apertura, anclado y suelta…..todo en unos segundos. Automatizado, sin errores, incontrolado por elementos externos, rápido, inconsciente, visceral, eficaz.

Con la seguridad que tiene Homer en abrir una de sus cervezas “ DUFF “, tras haberlo hecho mil veces, ¿ quien se arriesgaría a ponerle un sistema de apertura diferente a la botella sin avisarle, y que le hiciese pensar para abrir la botella ?

Alejandro Martín “TioJander”

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco.

Mesías y diablos, y Umbral.

Por aquello de hablar de lo importante, hablaremos de las magníficas jornadas de caza de estos días de noviembre, en Checa Guadalajara, bajo la tutela de Sierra de la Madera.

Juanjo y Pablo los gerentes de Sierra de la Madera, nos presentaron la finca en esta localidad. A mi modesto entender poblada de ciervos y gamos, por las muestras, y de corzos por los ladridos, tiene una orografía perfecta para un cazador con arco.
Cerca del pueblo, pero suficientemente alejada, la finca, con casa de retiro en el centro, acumula un buen número de puestos de aguardo en forma de torreta, a buena distancia de cebaderos y surtidores de agua. Lo cierto es que es una finca preciosa, trufada de siembras, bosquecillos ligeros y otros más densos, perfectos para adentrarse con sigilo arco en mano.

Aprovechamos las jornadas con algunos recechos y aguardos en las torretas. Celebramos también unos divertidos ratos de caza de codornices, pues contaban con unos buenos perros que nos deleitaron a todos.
Yo no tuve suerte en avistar caza en los puestos, aunque algun zorro entró y varios ciervos cruzaron algo alejados para el arco en mi apostadero. La caza es “asinnnn”.
La finca en su día fue diseñada por algún Mesias, pero por fortuna los amigos Juancho y Pablo acertaron reorganizando distancia en los puestos y como a poco la han hecho relucir. Una preciosidad de finca para el arquero. Como no se les puede “ ajuntar” su destreza en ser o no “vejunos”, me viene a la cabeza que su acierto en reordenar los puestos les llega más por diablos expertos y conocedores. Felicidades a los dos, ¡ me tocara volver, encantado ¡.

Ni que decir tiene que juntaron un grupo variopinto y multicultural: ingleses, holandeses, extremeños, vascos, castellanos, riojanos. Hablamos de todo, incluso de política, a saber esas cosas del ojo diestro dominante o zurdo. Temas muy candentes y polémicos. En resumen, todo perfecto, buena gente, buena conversación.

Pero me viene también a la memoria Umbral con “La Mila” allá por el año 1992: …..” yo he venido aquí a hablar de mi libro”. Y a eso entre otras cosas, fue a lo que fuimos. No dio lugar a muchas presentaciones, entre postres y copas, y menos con el manejo de la lengua de Shakespeare que un servidor tiene. Entregamos una copia “ del Libro “ y dimos por zanjado este asunto para otra ocasión.

Encantado con este encuentro, encantado con la finca, y muy contento con el trato y servicio técnico de “Sierra de la Madera “. ¿Que si lo recomiendo ?, naturalmente, en cuanto pueda vuelvo.

Alejandro Martín “TioJander”

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco.

CAZA CON ARCO TRADICIONAL: LA BUSQUEDA DE LA PUNTA IDEAL.-

Pregúntales a cien  cazadores arqueros y recibirás cien respuestas seguramente distintas.  Es la pregunta del millón, el Santo Grial de los cazadores con arco. 

Cualquier punta de caza bien colocada, hará perfectamente su trabajo, pero en una situación extrema, solo una punta de alta calidad será capaz de hacer su trabajo perfectamente.  Entre estos dos extremos está el juego.

Como hemos delimitado su uso en este escrito a los arcos llamados tradicionales, voy a auto-limitarme a hablar de solo algunas puntas de alta calidad para cazar con este tipo de arcos.

Silver Flame , Pathfinder, Pathfinder, VPA, VPA, Schmeisser, Schmeriser Ferguson ,Tri Blade    

Veamos algunas consideraciones previas a valorar.

Sin duda los condicionantes comerciales y la publicidad que nos arroya, son el primer factor que inevitablemente nos influye a  la hora de decidirnos sobre  la que será nuestra punta de caza. La segunda variable suele ser siempre  la opinión de vendedor que nos aconseja, normalmente con un criterio honesto y profesional.

Un equipo de caza con arco  de una calidad media, puede tener un coste   que superará  los 1.000 € en casi todos los casos.  Si consideramos además ropa, equipo,  accesorios, etc., deberíamos hablar de casi el doble. Si contemplamos lo que invertiríamos en el trasporte al cazadero, y precio de abate de la pieza,  no sería exagerado estimar un coste de  inversión, en conjunto,  de entre los 2.500 y 3.000 euros. Pues bien,  muchas veces en lo que más escatimamos los cazadores con arco es precisamente, en la calidad del elemento que, a la postre, genera la muerte del animal: La Punta de caza.

En la caza con un arco tradicional, la relevancia del trabajo que realiza la punta es, si cabe,  aún más definitoria, que en un arco de poleas.  Por tanto veamos algunos elementos que deberíamos valorar  antes de elegir nuestra punta de caza, y especialmente  para este tipo de arco.  

No se nos ha olvidado un elemento principal como es el tipo y tamaño de la pieza. No es lo mismo disparar a un corzo de 25 kilos que unalce de 400 kilos de peso. Ni que decir tiene que, en ambos casos buscaremos  siempre una muerte eficaz, rápida y humana (la que genera mayor rapidez y menor sufrimiento).

Pues veamos algunos elementos a considerar:

  • Capacidad de penetración de la punta. ( Ventaja mecánica )
  • Características de vuelo.
  • Resistencia estructural.
  • Afilado ( en función de la pieza objetivo ).
  • Precio.
  • Pieza  que pretendemos cazar.

Establecer un modelo de test, capaz de comparar estas características para las  diferentes puntas (habiendo otras muchas características no contempladas aquí), es  siempre un intento de objetivar algo que sabemos es imposible. ¿Cuánto ponderaremos una característica sobre otra?

Quienes disfrutamos haciendo este tipo de estudios – más de laboratorio que de caza real – , solemos hacer, entre otras pruebas, lo siguiente:

  • Contrastamos los  pesos y medidas exactas  de las puntas que tenemos físicamente de muestra.  Sencillamente, comparamos estos valores con los que el propio fabricante define en  la información que publican. Los medidores digitales de peso y dimensiones, son muy útiles para este trabajo.
  • La capacidad de penetración, no siempre es fácil de medir.  Para ello solemos utilizar un  tejido homogéneo y de propiedades físicas de densidad y penetrabilidad  fácilmente repetible y medible. La gelatina balística es  un producto que cuenta con similares características  de resistencia que el tejido muscular. Es  reproducible y, por tanto, sirve para hacer comparaciones homogéneas.
  • Muchos test se realizan utilizando un mismo proyectil tipo. Modelo de flecha determinado con peso idéntico y, cómo no, similar elemento propulsor, idéntico arco, idéntica potencia y apertura. Es habitual contar o realizar los disparos desde un caballete de disparo automático.
  • Podemos determinar y medir los valores físicos finales de cada flecha resultante: peso, medida, FOC, etc.
  • Los disparos se podrían realizar a idéntica distancia de impacto. Y en similares condiciones ambientales.
  • Algunos probadores, incluso incluimos una medición de la velocidad de salida de la flecha, y la velocidad en el punto de impacto – mediante dos medidores cronógrafos digitales  -. Tengamos en cuenta que el elemento definidor de la capacidad de matar de una flecha de caza, es la energía que transporta en ella. Cuanto mayor sea la transformación de esa energía en penetración, más letal será.