VUELTA A LA VIDA.-

Rescaté de entre los mil trastos que habían sido lanzados a la basura, dos cachos de hierro en un estado aun más deplorable que el de las imágenes que se ven.
Tras limpiarlos, dudé buen rato en mi intención primera de consentir en tirarlos. Pero finalmente les guardé en una caja del garaje y allí durmieron el sueño de los justos por más de dos décadas.

Una segunda vez, les encontré entre la basura, después de haber sido “ despedidos “ de sus aposentos, en una de esas “ limpiezas “ que todos sufrimos de vez en cuando en casa.
Los dos “ chismes ” de la foto, obraron como herramienta de corte en el despacho de carne que en su día la familia había tenido probablemente a inicios de siglo. Un cuchillo carnicero y una hacheta, ambos muy desgastados por el uso, y a la postre por los años. La humedad y los fríos de los pueblos de montaña, y el casi abandono de la casa donde estaban, hizo el resto.

Llamé casi por casualidad a Angel Moreno ( 655448370 ), Ingeniero de Dos Hermanas, y a la sazón dedicado a fabricar cuchillería, por saber si podría hacer algo con semejantes vejestorios. Le envié los hierros y a sus ojos el diagnóstico milagroso, no parecía ofrecerse posible en un primer análisis. Cual “Paquirri” a su cirujano – válgame el símil -, pedí a Angel que obrara según su mejor criterio. Y no hay duda que acerté, porque sin duda acertó. El cuchillo parecía que podría tener algo mejor resultado que el hacheta. El oxido había deteriorado y profundizado menos y podría salvarse más de su estructura.

Unas cuantas semanas después, con la incertidumbre de ver lo que resultaba de semejante “ parto “, Ángel me remitió unas fotos y me quedé realmente sorprendido. Como podréis ver, el trabajo es realmente impresionante. En las manos es aún más potente.

Andaba yo buscando un cuchillo de tamaño medio, especialmente para los aguardos en el treestand, y podría ser este cuchillo que necesitaba. Uso siempre un Bowie de “ Nieto” de gran porte y tamaño y enterizo, cuando me coloco en el suelo , en esos aguardos de noches largas. El “Nieto” siempre dentro de la bota, y a mano. No es que sirva de mucho, pero aporta tranquilidad a esas distancias en las que se escucha el aliento de los marranos, y a las que les sientes incluso hasta pensar.
Sin mucha idea de qué o de cómo, le pedí a Angel me preparase unas fundas para poderlo llevar atravesado a la espalda. Nuevamente recurrí a su criterio y experiencia y no hay duda de que volví a acertar, porque él acertó.

Este es el resultado de su trabajo.
No por hacerle la pelota, pero si por agradecerle el trabajo bien hecho, escribo estas notas más bien por presumir de cuchillería. Gran calidad y un precio sencillamente increíble.

Gracias.

Alejandro Martín “TioJander”

ARCODOS . 605043523

www.arcodos.com

Economista, Licenciado C.U.N.E.F.

Consultor financiero

facebook.com/tiojander.alejandromartin

Instructor Caza con Arco.

Los comentarios están cerrados.